Inicio Inicio ¿Sufres de estrés?

¿Sufres de estrés?

59
0
Compartir
estrés
Víctimas de estrés

Hoy quiero platicarte un poquito sobre el estrés y cómo influye en nuestra vida. Seguramente en algún momento has sentido estrés por diversas razones: demasiada carga de trabajo, porque tienes mil tareas, o porque simplemente sientes que “hoy no es tu día” y literal todo te sale mal.

Pero bueno, para empezar ¿Qué es el estrés? Ok, creo que para todas es sentirnos súper desesperadas, enojadas con todos y sentimos que el mundo se nos cae encima. Pues te tengo noticias… ¡No es que seas una dramática! En realidad, cuando nos sentimos así se debe a que en nuestro cuerpo hay una activación fisiológica. Esto quiere decir que sufrimos descargas de adrenalina y cortisol (que son las principales hormonas involucradas cuando nos sentimos estresadas) debido a un estresor externo que si no sabemos controlar, romperá nuestro equilibrio.

El estresor es cualquier cosa que nos aleje del balance que tiene nuestro cuerpo. Como respuesta al estrés, nuestro organismo busca reestablecer ese “equilibrio” mediante la preparación de los músculos y secreción de hormonas para actuar y tener energía.

Es por ello que una de las principales respuestas al estrés es el aumento de energía y el poco almacenamiento de este. Toda tu energía se concentra en el momento que estás estresada y se olvida de otros lugares donde la necesitas. La glucosa, al ser su principal fuente de azúcar, se desestabiliza, subiendo su nivel en la sangre dando como resultado un aumento en la frecuencia cardiaca, presión arterial alta y  sientes que te falta oxígeno para respirar.

Otro de los síntomas del estrés, es que nuestra percepción al dolor se altera exagerando de más. Excepto si te pegaste en el dedo chiquito (eso sí es un verdadera desgracia). Por otro lado, nuestras habilidades cognitivas también se ven afectadas, no podemos concentrarnos lo suficiente y no tenemos ni idea de lo que estamos haciendo.

En nosotras, el estrés también repercute en la menstruación. Como consecuencia se alarga la fase folicular del ciclo menstrual ocasionando trastornos en nuestro ciclo como amenorrea que es cuando hay una ausencia o interrupción de la menstruación o hipermenorrea, que por el contrario es una hemorragia excesiva y dura más de lo normal ¿Te ha pasado?

En cuanto a la alimentación, algunos dejan de comer si es que su estrés se prolonga más de dos días y por el contrario si tu estrés es momentáneo pero cíclico tiendes a comer más calorías y esto ocasiona que tengas hambre todo el tiempo. Recuerda que al comer mucho pero poco saludable, comienzas a acumular grasa en el abdomen y esto es peligroso para tu salud.

Esta enfermedad nos provoca también problemas digestivos, problemas en la piel como el acné y hasta problemas mentales ¡Así que aguas!

Esto, no lo estoy inventando ni nada por el estilo. Hans Seyle un fisiólogo y médico canadiense realizó varios experimentos que al final le arrojaron lo siguiente: Te enfermas, porque estas estresado.

Estoy casi segura que te ha pasado algo de lo que te he contado, pero déjame decirte que no eres la única que se siente estresada. Aquí te va un dato súper alarmante:

En México, las cifras apuntaron que el 75% de las personas  en edad productiva tienen alguno de los síntomas de esta enfermedad.  México presenta el primer lugar de estrés a nivel mundial, seguido de China y Estados Unidos.

¿Trabajamos en exceso o en realidad es ocasionado por la autoexigencia emocional que aplicamos en nuestro trabajo? No está nada mal dar todo de ti, pero presionarte de más no mejorará nuestro rendimiento, nos sabotea desencadenando el sin fin de malestares físicos y mentales que ya te mencioné y que nos impiden dar el 100% en todo lo que queremos  realizar, no sólo a nivel laboral sino también personal.

Es importante que sepas que no debemos “satanizar” el estrés ya que en dosis adecuadas es saludable. ¿Por qué? Porque nos mantiene alertas y movilizadas ante cualquier situación alejándonos de nuestra zona de confort.

Aprende a conocer, escuchar tu cuerpo y nutrirlo con pensamientos positivos para que estés en sintonía con todo lo que te rodea (ya sea bueno o malo).  Todo es parte de la vida.

¡Exígete menos y disfruta más!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here